domingo, 27 de noviembre de 2011

Infancia, recuerdos, amor...

La infancia no va de una edad a otra, y a una cierta edad el niño crece y abandona los infantilismos.
La infancia es el reino donde de mayor muere. Y con dicha muerte se marchan todas las ilusiones y
espectativas que años tras años nos hemos creado y cierta mentalidad también.
En nuestra niñez no conocíamos a ciencia cierta el significado de la palabra ''amor''  ni mucho menos 
la influencia que a partir de la adolescencia se va desarrollando, de una manera que si no es correspondido
este sentimiento, sientes como te destroza , pero, si es al contrario, dicha persona te ama, cambia todo, 
sientes que ya no es el planeta quien te sujeta, si no él.
Adoro recordar mi niñez, si por mi fuera cambiaría lo que fuese por volver a ser una niña, donde lo único
que me preocupaba era jugar a las muñecas y no tener responsabilidades. No quiero crecer, no quiero saber de nada ni de nadie, quiero volver a ser una niña y refugiarme en los brazos de mi madre y que no desprenderme de ella, porque qué que cuando llore ella estaría ahí diciéndome que todo saldría bien, que estará conmigo siempre.


No hay comentarios:

Publicar un comentario